Síndrome del impostor en cantantes y profesores de canto

Cuando decides que quieres dedicarte a tu pasión y ser cantante, no es fácil, muchas veces te surgirán dudas, es totalmente natural, otras veces querrás dejarlo (más veces de las que crees), otras te sentirás como un intruso, también ocurrirá que no sabes qué estás haciendo, todas esas crisis pueden suponer un punto de inflexión que te desvíe de tu camino de cantar, pero la realidad es que todas las veces que intentes abandonar, dejarlo todo y cambiar de vida, esa crisis que en el mundo del artista es mas habitual de lo que nos gustaría, la vivimos todos continuamente, sobre todo cuando sientes que podrías estar dedicándote a algo mas estable o más fácil, la realidad es que estos momentos de crisis son muy necesarios porque te ayudan a posicionarte nuevamente y a reinventarte.

Desde que me inicié como cantante, nunca me sentí lo suficientemente buena, lo suficientemente preparada para cantar, sentía miedo de obtener un contrato y no estar a la altura, es un error espantoso esa mentalidad, con el tiempo he comprendido y visto que no son los mejores cantantes ni los mas talentosos los que triunfan sino los que más confianza transmiten en un escenario, los que más pasión tienen por su trabajo y más enfocados están hacia el éxito, una parte de mi no quería todo eso, una parte de mi tenía aversión hacia el éxito y el reconocimiento, me parecía poco humilde, pero poco a poco lo he ido superando y hoy puedo decir que tengo mejor mentalidad como cantante, aunque sigo mejorando.

Cuando te dedicas a ser cualquier otra cosa, y sacas una titulación nadie duda de tu capacidad, pero cuando eres cantante parece que nada es suficiente, no es suficiente abrir la boca, cantar, dar las notas afinadas, bien proyectadas, con musicalidad, de memoria, interpretando, siempre hay alguien esperando a que tengas un error para criticar, o esa fue mi experiencia mientras me formaba, es por ello que para mi es super importante dar confianza a los alumnos que me confían su voz para aprender, todos los alumnos, cada uno con su nivel y destrezas diferentes, avanzan cada semana y yo se los hago ver, es muy importante que tomen conciencia de sus avances y motivarlos a seguir mejorando, es igual de importante seguir trabajando para mejorar porque el canto es una profesión en la que siempre se puede mejorar, pero también hay que reconocer a los alumnos sus logros y apoyarlos para que sigan motivados. el rol del profesor no se puede quedar simplemente en pulir la técnica, va mas allá, el profesor debe trasmitir una mentalidad sana al futuro profesional, porque tener la cabeza bien amueblada es igual o hasta mas importante que ser diestro cantando.

Cuando me inicié en la aventura de dar clases, pensaba que yo no tenía conocimientos suficientes para ello, después de cantar toda una vida desde antes de tener dientes y formarme mas de 15 años como cantante, tenía dudas de si yo estaba suficientemente cualificada, me costó dar el salto, porque realmente temía lo que los demás cantantes y colegas pudieran pensar de mi, porque se lo que se piensa de los cantantes que dan clase sin ser tops de la lírica,(lo he escuchado toda la vida) pero la realidad es que ellos no me dan de comer, así que me lancé y la realidad es que dando clase me di cuenta de todo lo que se y de la ayuda y orientación que he podido brindar a muchos cantantes es una satisfacción personal enorme. De hecho recomiendo a cualquier cantante que lleve ya muchos años de formación que se aventure a enseñar lo que sabe, le ayudará también en su aprendizaje y a darse cuenta de todos los conocimientos que ha acumulado

En el mundo de la ópera y del canto en general, existe la creencia de que nadie que no sea una estrella top del firmamento del canto, tiene cualificación necesaria para dar clases, si esto fuera cierto, nadie daría clases de canto porque las estrellas top del canto no están dando clase, están cantando y sus agendas están llenas. Otros creen que deben de dar clase solamente los cantantes jubilados, que ya se salen de la onda de cantar y no les queda otra que dar clases, yo creo que todo eso son creencias erróneas, muchos cantantes no quieren triunfar como la coca-cola, algunos quieren cantar y dar clases de canto, quieren disfrutar de tener conciertos sin tener que ser tops del canto y tener reconocimiento mundial, y muchos estarán en camino de el éxito y no van a esperar que este aparezca para seguir con sus vidas o para compartir lo que saben. Es cierto que para enseñar a un alumno el camino que debe seguir hacia el éxito, un profesor debe haber experimentado el éxito, pero también es cierto que muchos «cantantes top» jamás han sido alumnos de «cantantes top», muchos han sido alumnos de cantantes que han dedicado su vida a dar clase, además quién va a dar clase a esos «cantantes top» antes de tener nivel para ir con un super profesor? se debe empezar de cero con un profesor que tenga la paciencia de guiarte los primeros años, que quizás esté en el camino hacia el éxito aún. Sea como sea está mal juzgar todo lo que hacen los demás, y permitir esa energía en tu vida crea parálisis por análisis.

Sea como sea, hoy en día puedo decir que he trabajado muchísimo mi voz, que he dado clase con maestros que han sido cantantes top del firmamento de la lírica y aquí sigo la carrera hacia el éxito como cantante (que ese también es otro tema, lo que cada cual quiera entender por éxito) y sigo queriendo aprender y crecer. He de decir que lo que realmente ha marcado una diferencia como cantante ha sido trabajar mi mentalidad, trabajar la autoestima, superar el miedo al éxito (seguimos en ello), enfocarme en hacer las cosas paso a paso, ayudar a otros cantantes, y trabajar el crecimiento personal, aspectos todos tan necesarios como conocer la técnica vocal, ser intérprete, músico, y hasta malabarista en un escenario. Trabajar ese miedo a ser una impostora, a pensar que no me merezco el éxito, desterrar la creencia de que no soy suficiente, porque si lo soy, todos lo somos, sólo tenemos que creerlo y ponerlo en práctica.

Y hasta aquí esta reflexión que aporto con todo el cariño y deseando que pueda servir a alguien y aclarando que a la primera persona que sirve es a mi misma, todo este blog es un auto recordatorio de la mentalidad que creo adecuada para ser la cantante que soy y que quiero ser y si puede ayudar a alguien mas, genial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *