Vendes o vendes

Estoy leyendo un libro que habla de ventas porque realicé una mentoría a través de un programa que la CEOE realiza para emprendedores, y una de las recomendaciones de mi mentor, la que más me chirrió, fue la de que tengo que enfocarme en las ventas, luego me analicé un poco y comprendí las grandes resistencias que tengo y siempre he tenido a vender «mi producto» tanto mi voz como mis clases de canto y al comprender que evidentemente mi mentor tiene razón, pues me he puesto a leer «Vendes o vendes : cómo salirte con la tuya en los negocios y en la vida» de Grant Cardone. Sólo el título he de reconocer que me produce un poco de sarpullido, tanto la palabra vender como el término «salirte con la tuya». Me parece que pensar en salirme con la mía, provoca que imponga mi criterio sobre otros y eso no va con mis valores, vender a toda costa, sin tener en cuenta las necesidades de otros, tampoco encaja con mis valores, pero me he comprometido con leer sobre ventas y he seguido adelante.

Y que bueno que he seguido porque la verdad es que en lo poco que he leído (35 páginas de 232) ya me he inspirado para hacer esta entrada de blog, que intuyo, no será la última que me inspire. Me ha gustado mucho leer sobre que todos compramos y vendemos y no sólo con dinero, sino con tiempo, con afecto, con aptitudes, actitudes, y muchas cosas que tienen valor, que todos somos vendedores y que nuestro éxito en todas las arias de nuestras vidas, lo determina que tan buenos somos vendiendo, y que cuando valoras tu producto y sabes que puede mejorar la vida de otras personas, lo mejor que puedes hacer por las personas y por ti es saber venderte bien, y eso si concuerda con mis valores, dar lo mejor de mi a los demás, poner a disposición de los demás todo lo que se y lo que soy, y además ganarme la vida haciendo lo que me gusta, concuerda totalmente con mis valores y se merece que lo acerque al público y de la posibilidad de a quienes busquen lo que yo ofrezco, lo puedan obtener.

Otra cosa que me ha tocado y que por fin he logrado comprender con mayor profundidad es el valor del COMPROMISO, comprometernos con algo en la vida y persistir marca la diferencia totalmente, antes lo intuía, ahora lo he comprendido. El autor dice: «Comprometerte es tan simple como escoger un lugar para estacionarte. Escoge un espacio, entra en él y sal de tu carro, no te quedes mirando para ver si encuentras otro lugar. Comprométete y hazlo. El compromiso significa tomar una decisión firme , dejar de hacerte preguntas y seguir adelante con tu decisión. Por ejemplo, una vez que te comprometiste con una pareja, mi mejor consejo es que dejes de buscar otra persona. Toma lo que tienes y trata de sacarle el mayor provecho. Es probable que en la vida puedas encontrar una persona más bonita, más inteligente o más alegre, pero eso no es compromiso; compromiso significa poner todo de ti, dejar de buscar y hacer de tu pareja la persona más bella, más inteligente y más feliz. Por mucho, yo prefiero comprometerme con alguien equivocado que encontrar a la persona correcta y comprometerme a medias. Sólo Comprométete y ya. Tan fácil como eso»

El cerebro me ha hecho clic cuando he leído esto, si no eres capaz de comprometerte con alguien, o algo, no podrás vivir una vida plena, no se puede dudar, empezar y cambiar por algo mejor todo el tiempo, no puedes disfrutar de lo que tienes si siempre piensas en que podría ser mejor, mejor puede ser si te enfocas en lo que tienes, en lo que hay y haces lo mejor que sabes con lo que tienes, dar las gracias por lo que tenemos y dar lo mejor de nosotros para que esas cosas y personas prosperen. así que he hecho una lista con las cosas con las que estoy comprometida, con las que quiero comprometerme y luego de esas cosas que tengo o quiero cómo puedo mejorarlas.

Es impresionante los cambios y las bendiciones que puedes obtener en tu vida cuando te comprometes con algo o con alguien. Es impresionante el valor de un compromiso. Me quedo con una frase que leí hace tiempo y que hoy logro comprender: «Comprométete con algo: un proyecto, tu hogar, tu familia, tu trabajo, tu relación. El compromiso es un contrato poderoso que concentrará tu energía para permitirte florecer. Haz una promesa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *